El cóndor andino

Entre los cientos de especies de aves que habitan el territorio chileno, aquella que destaca por sobre el resto a causa de su tamaño, apariencia y hábitat en las altas cumbres de la Cordillera de los Andes, es el cóndor andino. Con un peso que puede alcanzar los doce kilogramos y una envergadura de alrededor de tres metros, es una de las aves de presa más grandes del mundo.

The Andean CondorEl cóndor andino es un ave mayoritariamente de plumas negras, con algunos parches blancos en su manto y plumaje en el cuello del mismo color. Su cabeza es roja, libre de plumas, y en los machos presenta una protuberancia denominada carúncula. Poseen un pico en forma de gancho y patas con garras afiladas que les facilitan despedazar su alimento, dado que son animales carroñeros que deben extraer la carne de cadáveres o animales débiles y moribundos; en caso de necesidad también se alimentan de huevos y pequeños animales, aunque esto tiene lugar con muy poca frecuencia.

Pese a que originalmente su presencia se extendía a lo largo de toda la costa occidental de Sudamérica, en la actual se encuentra reducida a pequeñas áreas del norte de Venezuela, Colombia, Perú, Argentina y Chile. El cóndor andino entró en la nómina de especies en peligro de extinción en el año 1973 como consecuencia de la caza indiscriminada, fundamentalmente de ganaderos que buscaban proteger a sus animales, y en menor medida de quienes buscan hacerse de sus plumas para la venta.

Sin embargo, producto de los esfuerzos de conservación y fomento de la reproducción en los distintos países, esta situación ha comenzado a revertirse lentamente. Anualmente se realizan tareas de monitoreo del número de ejemplares de la especie, analizando los patrones migratorios y estableciendo aquellas zonas donde la prevalencia de estos animales es mayor.